Seguros de vida para particulares: decesos

La finalidad del seguro de decesos es garantizar la prestación del servicio fúnebre contratado al fallecimiento de cada uno de los asegurados o el reembolso de las cantidades pactadas en la póliza.
Este tipo de seguros se suelen contratar a través de pólizas de carácter familiar, ya que en una misma póliza se aseguran, por lo general, todos los miembros de la familia. Aunque también se pueden contratar de manera individual.

El servicio fúnebre está de nido en la póliza como el conjunto de elementos y servicios necesarios para efectuar el sepelio del asegurado fallecido, así como las demás garantías cubiertas por la póliza y descritas detalla- damente en ésta.
Normalmente, se incluyen en la póliza una serie de garantías adicionales como aquellas relativas al traslado de los restos mortales del asegurado hasta el lugar de su inhumación o incineración, dándose en la práctica distintas modalidades: traslado dentro del territorio nacional, traslado internacional, traslado a un determinado lugar previamente jado en la póliza y distinto del lugar de residencia habitual del asegurado, etc.
Otras garantías adicionales ofrecidas por las entidades aseguradoras son típicas del seguro de asistencia en viaje.